Inicio » Así somos » El Sanduchón: vedette de las piñatas

El Sanduchón: vedette de las piñatas

Considerado como una receta para piñatas, cuenta con incontables admiradores. Esas largas rebanadas de pan, humedecidas en leche con todo tipo de salsas y rellenos no forman parte del menú fijo de las celebraciones infantiles, pero cuando aparece opaca todo lo que está a su alrededor. Sin embargo, es tan exitoso su concepto que muchos cocineros lo han sofisticado, al punto de llevarlo a las dimensiones miniatura, tal como lo sirve el chef José Luis Álvarez.

Imposible resistirse a la combinación de sabores en apariencia imposible, pero que en un sanduchón funciona a la perfección, donde se cumple el axioma que el total es mayor a la suma de sus partes.

Su nombre da pistas de su origen, es decir, un sánduche que creció en tamaño y complejidad, adquirió una cubierta grasosa y gustosa que puede ser de mayonesa o queso crema, con por los menos seis capas que incluyen desde diablitos, jamón, queso, mayonesa, atún hasta el punto de locura pero indispensable para lograr el golpe de efecto, la mermelada.

¿Sánduche grande o en capas, pastel, torta? El sanduchón es todo eso y más, pero incuestionablemente sabe a infancia, a golosina de celebración.

¿Venezolano?… ¡sin lugar a dudas!

Un recetario de la mayonesa Kraft publicado a finales de los sesenta, presenta un sánduche elaborado por capas de distintos sabores que da pistas de sus orígenes. Sin embargo, no existe un solo libro de cocina local que lo reseñe, es decir, oficialmente no tiene cédula de identidad, ni padres conocidos, sus ingredientes son el compendio de muchos ingredientes y gustos locales, como el toque dulzón unido al atún o al jamón, que lo atan incuestionablemente con el paladar criollo.

Lo más cercano a la receta del sanduchón aparece en el libro rojo de Armando Scannone publicado en 1982, con el nombre de “Sandwiches de capas”, más parecido a un bocadillo para el té, pero que ya hacía uso de rodajas de pan cortadas de manera horizontal y combinación de varios sabores, sin embargo dicha receta amerita prensarla y cubrirla con un paño húmedo y carece de cubierta.

Su popularidad comenzó a finales de los setenta y en los ochenta vivió sus años de gloria, donde surgieron todo tipo de combinaciones y ya se podía pedir el pan picado para sanduchón en las panaderías, además de la incorporación de queso tipo americano fundido y picadela o Sandwich Spreed. Incluso, algunas versiones más audaces como las serpentinas salieron al ruedo, la cual consiste en una larga rodaja de pan con varios sabores, enrollado y picado en espiral.

La receta:

1 pan de sándwich sin concha y cortado de manera horizontal

1 taza de leche

1 taza de queso fundido

1 taza de queso crema

1/2 taza de jamón endiablado

1 1/2 taza de mayonesa

1/4 taza de salsa de tomate

1 taza de atún en lata

1 cebolla

1 pimentón

1/4 taza de perejil

1/4 taza de pepinillos

1 cda de mostaza

Sal y pimienta

150g de queso amarillo rebanado

150g de jamón de pierna rebanado

1/4 taza de mermelada (mango, fresas, melocotón, guayaba)

Preparación:

1) Con la batidora eléctrica mezclar el queso fundido y el queso crema – es preferible si se encuentra a temperatura ambiente -, hasta obtener una crema de color amarillo claro. Llevar a la nevera mientras se prepara el resto de los ingredientes.

2) Mezclar el jamón endiablado con 1/4 de taza de mayonesa y la salsa de tomate. Colocar en un envase.

3) Picar finamente la cebolla, el pimentón, los pepinillos y el perejil, mezclarlos con el atún. Agregar 1/4 de taza de mayonesa y la mostaza. Añadirle un toque de sal y pimienta. Mezclar bien hasta obtener una pasta y colocar en un envase.

4) Tener a la mano el resto de la mayonesa, la mermelada, el queso y el jamón.

5) Colocar en una bandeja – lo recomendable es que sea el lugar donde se servirá definitivamente porque de otro modo es muy difícil moverlo de un lado a otro – una capa de pan, humedecerlo con la leche, untar la mayonesa y colocar el queso, cortar los excedentes para que sea exactamente del mismo tamaño del pan.

6) Colocar otra capa de pan y humedecerla – procedimiento que se repetirá con el resto del pan -, untarla con la mezcla de jamón endiablado. Poner otra capa de pan y colocar la mezcla con el atún, otra franja con mayonesa y jamón, otra con mermelada y repetir el procedimiento con el resto de las mezclas hasta llegar a la última capa de pan. Es recomendable utilizar una sola vez la mermelada, porque lo que se busca es un toque dulce en la preparación.

7) Cubrir el pan con la mezcla de quesos y llevar a la nevera hasta que ésta endurezca. Luego decorar al gusto de cada quien, lo cual se puede hacer con trozos de pimentón, aceitunas, pepinillos, perejil, fresas, tamarindos chinos por solo nombrar algunos ingredientes.

Texto y receta de mi autoría publicado en la edición de octubre en la revista Bienmesabe, en la sección “Con Gusto”

Nota: foto de Marta González Herrera

Te puede interesar

Los sabores del Zulia toman el Eurobuilding / Luis Villapol

Del 26 al 30 de noviembre, se realizará festival gastronómico zuliano en el Hotel Eurobuilding Caracas.

Sin Comentarios

  1. ¡qué rico Rolfi! Leer sobre sanduchón hasta me hizo sentir nostalgia de las aburridas piñatas a las que llevaba a mis chamos, aunque es más un plato para engolosinarse las mamás, los niños a la hora de la merienda no suelen pasar de torta y gelatina.

  2. Doy fe de que esta receta de sanduchón pueden destronar a cualquier otro pasapalo en una piñata. La autora de este blog tuvo a bien compartir conmigo esta receta para el primer cumpleaños de mi hija y todavía se comenta el sanduchón como la gran revelación gastronómica!! cómo es posible que no esté en los anales de la historia!!

  3. Esta receta parece estupenda, es precisamente lo que estaba buscando, gracias por compartir, la probaré seguro. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *