Home / Uncategorized / ¿Qué tal el almuerzo en La Sibilla de Caracas?

¿Qué tal el almuerzo en La Sibilla de Caracas?

Muy agradecida por la invitación a almorzar en el restaurant La Sibila del Hotel @cayenaCaracas Fue una velada deliciosa, en un ambiente relajante, con una propuesta gastronómica bien ensamblada, estimulante y sabrosa.

Me encantó la sala, espaciosa, iluminada con vista a un jardín fabuloso. Decorada con buen gusto, con detalles que me encantaron como los portarretratos con imágenes de venezolanos ilustres como Renny Ottolina, Soledad Bravo, Carlos Raúl Villanueva, Charles Brewer Carias entre otros, además de obras de arte de renombrados compatriotas.

Este espacio prendió fuegos en junio de 2014. Su propuesta gastronómica se centra en la cocina italiana, al frente de la cocina está el chef Julio González y Eliezer Rondón como gerente de operaciones y sommelier.

Sus congéneres capitalinos serían los restaurantes Alto, Le Gourmet y DOC. En principio, por el rango de precios que no lo hacen un lugar económico, pero además por el cuido del servicio, grandes brigadas en la cocina y en la sala y platillos donde se cuidan con especial esmero productos nacionales e importados.

Almuerzo en La Sibila de principio a fin

Mi almuerzo empezó con “crudo misto di mare”, es decir, pescados y pulpo crudos con vinagreta de limón francés. Delicioso y muy fresco.

Hago un alto en la cesta de panes, que estaba simplemente fantástica con piezas a base de parmesano, avena, señoritas y focaccia. Muy bien al chef pastelero Santos Ortega.

Luego disfruté un tartar de carne con aceite trufado que en el menú se llama “manzo al coltello et tartufo bianco”. Volvería por este plato. Excelente, bien elaborado que coronan con crujientes lonjas de rábano frito.

Le siguió un “ravioli malfato” con mantequilla trufada relleno de queso Fontina, luego un ravioli relleno de cordero bañado con ragú de hongos y reggiano.

Lamento que el risotto nero con tinta de sepia no estuviese a la altura de las circunstancias, pero se puede solventar porque los productos son de calidad.

El primer postre fue un affocatto con café @carbonespresso y helado hecho en casa y finalizó con una “panna cotta” de frutos rojos y galleta de chocolate.

El menú es mucho más amplio con opciones de vegetales, carnes blancas y rojas. Incluso toman en cuenta limitaciones alimenticias, solo hay que anunciarlo al momento de reservar.

Abierto de lunes a sábado, desde las 12 del mediodía hasta las 12 de la noche. Es preferible reservar por el 274 8294. Una advertencia, son estrictos con el código de vestimenta. Especialmente en la noche, lo hombres deben ir con saco.

www.hotelcayena.com

Acerca Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, redactora en www.eltrinche.com y colaboradora en Sommelier y columnista del diario Correo de Perú. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Experta catadora de chocolates.

Check Also

Aclarando gastro-rumores en tiempos revueltos

En tiempos tan movidos como los que nos toca vivir, la gastronomía no escapa al ...