Home / Así somos / Los jardines colgantes de Sergio Somov en Margarita

Los jardines colgantes de Sergio Somov en Margarita

?????????????

Los alimentos crecen en recipientes sobre el aire, donde la tierra está contenida en grandes «barbacoas», macetas conectadas por tuberías o guindadas sobre hilos.  De este modo, el ingeniero agrónomo Sergio Somov  ha encontrado la mejor manera de dar vida a rúgulas, berros, albahacas, espinacas y hierbas. Cuidadosamente cosecha, selecciona y empaca bajo la etiqueta Pura Vida, que por los momento solo está disponible en la isla de Margarita.

Escuchar a Somov sobre cómo utiliza ciertos métodos de cultivos, es entender que la palabra ingeniero viene de «ingenio». Sus jardines recuerdan a los colgantes de Babilonia, un milagro de vida y genenialidad en medio del desierto, tal como narra una de las versiones de la historia, que lo atribuyen al rey Nabucodonosor II (aproximadamente 600 a.c.)

Ecologista confeso,  Sergio Somov recicla materiales dándoles un nuevo destino como recipientes para la siembra. Por ejemplo, utiliza la base de los botellones plásticos de agua como base para  plantas de ají dulce margariteño, albahaca y otras hierbas, mientras que las tapas son parte de un intrincado sistema, que da vida a deliciosas y delicadas hojas de berro acorazonado.

Sergio Somov se inspiró en nuestros pobladores originarios

Por su parte, las barbacoas con grandes cajones que pueden ser tan profundas como lo desee y necesite el agricultor -según lo que va a sembrar-, que se elevan a un poco más de un metro del suelo. Somov asegura que se inspiró en los métodos de cultivo de pobladores originarios de Venezuela, quienes lo hacían sobre el agua en el Lago de Maracaibo.

Entre sus ventajas enumera: «mantiene alejado el cultivo  de plagas rastreras como ratas, reptiles y cucarachas. Además de otros animales como gallinas y perros.  Se ahorra agua y el manejo es mucho más amable para la mano de obra que no tiene que doblarse para la cosecha. Aquí cultivo todo tipo de hojas, además de rábanos».

En este caso, el ingeniero asegura que lo más fuerte ha sido la inversión inicial, pero que los resultados valen la pena, porque se tiene un mejor control del cultivo, productos de mayor calidad y posteriormente,  exigen menor cantidad de recursos.  Hidróponicos Pura Vida provee a supermercados y restaurantes de Margarita de ajíes dulces, rúgula, berro acorazonado, espinacas margariteñas, hierba buena y albahaca.

Hasta hace meses, Somov cultivaba tomate margariteño, pepinos y  años atrás (en 2010 cuando lo entrevisté por primera vez) berenjenas gigantes. Pero cuenta que la situación del campo es muy dura al hacerse casi imposible encontrar fertilizantes adecuados, insecticidas, insumos para mantener la infraestructura y lo más dificil de todo, la mano de obra calificada porque «nadie quiere trabajar en el campo. La faena es dura, se requiere un personal con formación especial, que lleva mucho tiempo entrenar», alega.

Para los interesados en contactar a Pura Vida: hidroponicospuravida@gmail.com / 0426 5962129

Espinaca Margariteña, una especie que solo Pura Vida siembra en la isla
Espinaca Margariteña, una especie que solo Pura Vida siembra en la isla

Acerca Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, redactora en www.eltrinche.com y colaboradora en Sommelier y columnista del diario Correo de Perú. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Experta catadora de chocolates.

Check Also

¿Es posible estandarizar el sabor del cacao de la selva peruana en una sola tableta?

¿Es posible unificar el sabor del cacao peruano y su biodiversidad en una tableta de chocolate? A propósito de nueva tableta de Chocolates D´Onofrio