Inicio » gastronomía » La gran fiesta “gastroñera”

La gran fiesta “gastroñera”

MargaritaGastronomica_2015

Treinta y un días y sus noches dedicadas a enaltecer y promocionar la gastronomía de una isla parece una exageración, que se multiplica al ubicar lupa sobre un calendario que se extiende por cincuenta y dos semanas, que a su vez lleva cuatro años dando de qué hablar. Estos son apenas algunos números que exhibe con orgullo Margarita Gastronómica.

Las cifras las sustentan foros, conversatorios, recorridos, cenas, ferias de ingredientes y platillos, presentaciones de libros, degustaciones, hasta una competencia al mejor estilo “master chef” entre los cocineros Sumito Estévez y Rubén Santiago.

Margarita Gastronómica comenzó en 2012 como una iniciativa para ocupar el tiempo, en esos interminables días de temporada baja. Involucraba a miembros de la cámara de turismo y amantes de la buena mesa. La primera sorpresa surgió cuando abrió para ñeros y navegados un espacio de encuentro, educación, diversión y disfrute. Al punto, que uno de cada cuatro locales participa en las actividades.

Actualmente, es una asociación civil presidida por el arquitecto Fernando Escorcia, cuyo equipo nuclear lo conforman diez profesionales que se dedican en exclusivo a esta labor, a lo que hay que sumar voluntarios, cultores, comunidades y aliados de entes públicos y privados.

Octubre es el mes que concentra el grueso de la programación, pero el cronograma abarca el año completo, resultando un tejido que muestra una de las estampas más hermosas y apetitosas de Nueva Esparta.

Esta iniciativa sienta las bases para un proyecto replicable en toda Venezuela, donde el turismo se corona con éxito cuando es concebido con criterios profesionales, ceñidos a la realidad, conocimiento milimétrico de la región y sus circunstancias, con la inclusión como norma, ofreciendo temas y espacio de interés para todos.

Margarita Gastronómica ha tenido el olfato y el sentido común de escuchar a propios y foráneos, tendiendo puentes sobre todo tipo de caminos. Su gran aporte ha sido demostrar que es posible construir con belleza, acierto y solidez bajo circunstancias muy duras, que la insularidad multiplica por mucho.

La gastronomía ha sido la excusa que ha dejado al descubierto la verdadera riqueza de la tierra neoespartana, en un festín increíblemente sabroso e inspirador. Tal como decían su organizadores “la fiesta de cocina regional más larga del mundo”.

Texto publicado en la columna de El Universal “Limones en almíbar” el 7/11/2015

Acerca de ... Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, colaboradora de revistas Bienmesabe y Semana Cocina (Colombia), y columnista del diario El Universal. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Creadora y redactora de recetas. Bloguera a tiempo completo ... "Le dedico casi todo mi tiempo a divertirme, amar, viajar, comer y beber bien. Aunque parezca una locura, ese es mi trabajo".

Te puede interesar

Las cervezas de Tovar no pasan inadvertidas / Luis Villapol

Si algo destaco de Cerveza Tovar, aparte de ser la primera microcervecería del país, próxima ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *