Inicio » gastronomía » Amapola, lindísima Amapola / Por: Rubén Rojas

Amapola, lindísima Amapola / Por: Rubén Rojas

Strudel de cazón rest Amapola Rutas Golosas
Foto: David Egui @comeresblog

Recuerdo perfectamente el pequeño ejército de camareras con una flor en la solapa, que me atendieron en mi primera vez en el blanco local de Irina Pedroso. Se lo comento y le pregunto que esperaba con ese proyecto, “quería un restaurante que perdurara en el tiempo, que fuera representación de la comida en que creo y en la que me formé”, cuenta al recordar los primeros cinco años de Amapola Restaurante, proyecto al que se dedicó en solitario, hasta que logró convencer a su amiga Mercedes Oropeza de unirse a ella en los fogones.

La llegada de Mercedes sirvió para enriquecer la carta de Irina, a la deliciosa ensalada de sardinas y al pescado como en Choroní, que podemos llamar platos de autor, se unieron las delicadas preparaciones criollas como el pastel de polvorosa o el fantástico strudel de cazón.

Estos tres años cocinando a cuatro manos, han representado para Amapola el descubrimiento del menú que varía a diario, entrenar al personal para cantar la carta y actualizar cada día la pizarra según lo disponible en el mercado, además de la llegada de un varón a esta cocina dominada, como la gastronomía venezolana tradicional, por talentosas mujeres.

Daniel Saldivia, larense, comparte ahora con ellas la labor del día a día en Amapola, y espera incorporar a partir del año próximo algunos de sus platos, que sin duda enriquecerán la propuesta y darán un nuevo y atractivo giro a la mesa del hermoso local de Los Palos Grandes.

Aunque corta, no puedo dejar de mencionar la carta de postres, para “gente con mente de gorditos”, explica Mercedes. No puedo dejar de sentirme identificado: quesillo de coco, torta María Luisa o la copa de guanábana, pero siempre puedes encontrar cosas tan memorables como el strudel caramelizado de cambur, dependiendo de la oferta del mercado ese día.

En su afán por innovar dentro de la propuesta criolla, los Helados de La Principal han sido un factor importantísimo, todos de sabores nacionales y con toppings de granjería criolla rememoran las piñatas y las tardes en casa de la abuela.

Para el próximo año, están planificando festivales, uno de ellos de “cocina Urbana” donde queden platos que enriquezcan más aún la carta. Esperan consolidar las “noches de tapeo”, para brindar a los asiduos una opción cuando no están de ánimo para una comida completa, pero sin perder el toque Amapola.

Están sembrados en el Edif. Oriental, 1ra Av. entre 1ra y 2da transversal, Los Palos Grandes, teléfono 0212.283.36.80

Fotos: David Egui / @comeresblog

Acerca de ... Rubén Dario Rojas

Rubén Dario Rojas
Caraqueño, #Gorditomental, Comunicador Gastronómico, Cocinero, Profesor, Bloguero y amante de Caracas a tiempo completo.

Te puede interesar

Las cervezas de Tovar no pasan inadvertidas / Luis Villapol

Si algo destaco de Cerveza Tovar, aparte de ser la primera microcervecería del país, próxima ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *