Inicio » gastronomía » Si la receta es la misma … ¿por qué no sale igual?

Si la receta es la misma … ¿por qué no sale igual?

Alguna vez se ha preguntado por qué si dos personas tienen en la mano la misma receta, al prepararla quedan diferentes, si cuentan con los mismos ingredientes y posiblemente las mismas condiciones climáticas.

No es una curiosidad fácil de responder.  Pero después de tantos años dando recetas, he llegado a la conclusión que cada quien tiene su manera de seguir instrucciones, además eso que llaman “el toque”, más allá de las destrezas adquiridas con la práctica o con el estudio.

Con la sazón se nace. Se puede aprender la técnica al pie de la letra, todos los trucos y procedimientos con la mayor disciplina, pero a veces eso no es suficiente para lograr que la comida quede sabrosa. Así como hay gente que hace un huevo frito con un toque de sal y le queda magnífico. Con esto no quiero desmerecer la técnica que es importantísima, en especial, cuando se preparan grandes cantidades, o cuando hay que cocinar y no se tienen ganas. Sin embargo, hasta los más experimentados profesionales de cocina no dejan de considerar ese “toque”, que puede llevar a hacer la gran diferencia.

Algunos hechos que pueden influir, los cuales van desde el estado de ánimo del cocinero, calidad de los ingredientes, condiciones del clima, implementos de cocina, hasta la mano que bate la mezcla. Todos estos factores le imprimen a la cocina un-no-se-qué, que la diferencian claramente de la industrializada, lo cual nos hace extrañar la cocina del hogar cuando llevamos mucho tiempo comiendo en la calle y que nos conecta emocionalmente a la patria cuando estamos lejos de ella.

Pero como nada es totalmente malo, una receta común la podemos adoptar como nuestra porque tiene algo que no le dan los otros. Personalmente recomiendo leer con cuidado la receta, aprender teóricamente todo lo posible, cerrar el libro e intentar desarrollar las instrucciones de memoria, sin tensión y con mucha diversión, eso en el caso que cocine para los amigos o en casa. Ya en el mundo profesional de la gastronomía juegan otras reglas que no son motivo de estas líneas.

Una vez le dije a una amiga que aún no habían logrado deshidratar el cariño. A eso le añado la pasión, el respeto, la dedicación y por supuesto la experiencia. Así que si desea que su torta le quede exactamente igual a la de su mamá o la de la vecina, es hora que toque tierra, agarre la sartén por el mango y se divierta. ¿qué es lo peor que puede pasar? …. Que no quede tan buena, la esconda disimuladamente y llame al restaurante de la esquina. Entonces, no ha pasado nada.

Acerca de ... Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, colaboradora de revistas Bienmesabe y Semana Cocina (Colombia), y columnista del diario El Universal. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Creadora y redactora de recetas. Bloguera a tiempo completo ... "Le dedico casi todo mi tiempo a divertirme, amar, viajar, comer y beber bien. Aunque parezca una locura, ese es mi trabajo".

Te puede interesar

Las cervezas de Tovar no pasan inadvertidas / Luis Villapol

Si algo destaco de Cerveza Tovar, aparte de ser la primera microcervecería del país, próxima ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *