Inicio » gastronomía » Cocteles con vino / por Vanessa Barradas
Foto: Eduardo Arévalo @degustanplacer

Cocteles con vino / por Vanessa Barradas

El verano en muchos países europeos es bastante intenso. El calor es constante y esta situación se vive por poco más de dos meses.

El riesgo de sufrir los llamados “golpes de calor” es común, así que siempre se recomienda a los habitantes estar hidratados todo el tiempo, más que de costumbre.

Por este motivo todo lo que tiene que ver con la gastronomía europea cambia, y todas las propuestas se adaptan al clima imperante, incluyendo el consumo del vino. Cocteles como el tinto de verano y la sangría son muy comunes en las mesas. Pero, ¿qué tienen en común estas bebidas?

Los tragos mezclados a base de vino usualmente son muy refrescantes, las gaseosas, el hielo y las frutas de temporada son factores comunes en ellas. Las medidas y cantidades varían según la zona o el gusto de cada persona, incluso de su cultura de consumo y tradición familiar.

Lo que siempre me ha llamado la atención es con qué tipo de vino se pueden preparar estos cocteles. Si bien es casi una regla que los productos usados sean jóvenes y frescos, y usualmente muy económicos, creo que también se debe tomar en cuenta el tipo de uva a usar para elaborar el trago. ¿Cuáles entonces serían los vinos ideales? Obviamente que se puedan encontrar en nuestro país.

Para preparar sangrías, las cuales integran frutas en su preparación, yo recomiendo utilizar vinos elaborados con variedades como Cabernet Sauvignon, Syrah o Shiraz, Cabernet Franc, o Tannat.

Estas uvas poseen una intensidad marcada, taninos usualmente fuertes, y dan vinos secos. Combinarlas con frutas haría el contraste correcto entre lo seco y dulce.

Si hablamos de tintos de veranos en donde las frutas no están incluidas, sino algunas gaseosas como el Chinoto o Seven Up (hablando de Venezuela), sugiero vinos de uvas más afrutadas. Los elaborados con Merlot y Malbec caben perfectamente en esta categoría.

En este caso se podrían lograr armonías afines entre el dulce de las gaseosas, y lo afrutado que caracteriza a estas cepas, eso sí, hay que cuidar el equibrio para que no sea un trago que raye en lo empalagoso, cosa que se puede lograr seleccionando vinos de tanicidad media que por lo menos hayan pasado 6 meses en barricas de roble.

Finalmente si lo que queremos es algo tan simple como una copa de vino con hielo agregado, yo usaría productos suaves.

Los de uva Pinot Noir chilenos que llegan a nuestro país serían excelentes opciones. Podría agregar también algunos españoles jóvenes que no hayan tenido casi contacto con madera en su elaboración.

Los venezolanos por vivir en un país de clima tropical y caribeño podemos ser grandes consumidores de cocteles con vino. Las opciones para elaborar muy buenos tragos son variadas e infinitas.

¡Salud!

Publicada originalmente en la columna Mundo Gourmet de El Universal el 5/3/2016

Acerca de ... Vanessa Barradas

Vanessa Barradas
Pionera Sommelier egresada de la 1era promoción de la Academia Venezolana de Sommeliers de Venezuela en 2006. Desde hace 20 años me dedico al mundo de la gastronomía. Soy especialista en todo tipo de bebidas y me dedico 100% a educar y asesorar sobre la cultura que las rodea, incluyendo su buen servicio. Escribo sobre gastronomía en mi columna Mundo Gourmet de El Universal desde hace 4 años, así como también he colaborado en revistas como Ocean Drive y Exclusiva. Nunca las bebidas me han disfrutado, yo siempre he disfrutado de ellas. Mi lema: "En el mundo del vino no hay reglas, solo mitos y leyendas"

Te puede interesar

Las cervezas de Tovar no pasan inadvertidas / Luis Villapol

Si algo destaco de Cerveza Tovar, aparte de ser la primera microcervecería del país, próxima ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *