Inicio » Así somos » Los tequeños venezolanos en Perú son Catires

Los tequeños venezolanos en Perú son Catires

“El tequeño es de mi país”, afirma con orgullo y determinación Melanie Sánchez, que junto a Valeria Jiménez elaboran tequeños Catires, emprendimiento que nació hace poco más de un año en Lima, impulsado por la búsqueda de nuevos negocios, la nostalgia y un elemento que cada vez veo con más frecuencia, la divulgación y promoción de la cocina venezolana, que en este caso intenta explicar que el tequeño no se hace con masa wantón, versión tan popular en Perú, sino es un bocado delicado, laborioso, con sabor y forma propia.

Valeria Jiménez y Melanie Sánchez
Valeria Jiménez y Melanie Sánchez

Sánchez es economista, lleva viviendo en Perú un poco más de dos años y reaccionó con horror a la versión del tequeño de esas tierras. Entonces dio un paso más allá, invitó un día a sus nuevas amigas a probar la receta como se hace en Venezuela. Bien dicen que la gente intrépida consquistará al mundo, porque en este caso después que armó tal alaraca se enfrentó al hecho que nunca los había hecho, así que a punta de tutoriales de Youtube y recuerdos, armó los primeros bocados que desde el comienzo resultaron un éxito. “La versión de la masa es una adaptación a lo que vi, fui probando poco a poco hasta conseguir algo que me gustara”.

En ese entonces, su primera socia fue su amiga peruana Natalia, que según palabras de la propia Sánchez es un as para los negocios. En ese entonces buscaron asesoría sobre cómo mercadear el producto, factibilidades de mercado, proyecciones de ventas y rentabilidad, nichos donde insertar el producto. Con toda la información recabada arrancaron entre amigos y conocidos y desde el primer momento se sirvieron de las redes sociales para promocionarse.

“”Catire” en Venezuela es una persona rubia y me gustó el nombre porque es pegajoso, simpático y se asocia a lo dorado, como los tequeños cuando están listos”, afirma Sánchez.

El negocio arrancó con buen pie, incluso manejaban más pedidos de los que podían atender. Una amiga le regaló a Sánchez una máquina para hacer pastas que en realidad no utiliza mucho, porque los tequeños se hacen siempre de manera artesanal. Incluso las marcas masivas en Venezuela, han logrado introducir maquinaria en algunas etapas del proceso como el amasado y extensión de la masa, pero envolver ese trozo de queso se hace a mano.

Los despachan congelados, en cajas de cartón en versiones de 6 y 12 unidades
Los despachan congelados, en cajas de cartón en versiones de 6 y 12 unidades

En diciembre de 2015 Sánchez decidió viajar a Venezuela a pasar Navidad con su familia y Natalia se mudó a Portugal, etapa que coincidió con un bajón emocional de la valenciana. Hasta que en mayo de 2016 llegó a Perú una de sus mejores amigas, Valeria Jiménez quien trabaja como profesora de inglés para niños y desde el primer momento se puso el traje de cheerleader para retomar e impulsar el negocio. Entonces, revisaron las estadísticas, analizaron nuevamente el mercado, cambiaron el logo, le metieron caña al fan page y Tequeños Catires está disponible por encargo en versiones de 6 y 12 unidades, lindamente presentados en cajas de cartón, porque como dato adicional Sánchez es ecologista confesa y quiere que su producto sea ecológico.

No revelan grandes detalles de su receta, son celosas con la elección del queso más allá de una variedad blanca salada fresca y otra de Cajamarca. Quieren incluir la versión rellena con chocolate y están haciendo pruebas.

Actualmente, su plan de mercadeo se ancla en fechas y acontecimientos especiales, hacen promociones y desde que decidieron pagar una publicidad en Facebook, los pedidos crecieron exponencialmente, aseguran que la mayoría de sus clientes son peruanos, quienes una vez que los prueban juran no volver a la versión con wantón.  Tienen un servicio de delivery a las zonas de Miraflores, San Isidro, Surquillo, Jesús María y Barranco.

Para quienes deseen hacer pedidos, atienden por whatapp y por el facebook:

Catire – Tequeños venezolanos en Lima

Teléfonos para el whatapp, mensajes de textos y llamadas: Valeria Jiménez 922.187.221  / Melanie Sánchez 943.226.801

Acerca de ... Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga

Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, colaboradora de revistas Bienmesabe y Semana Cocina (Colombia), y columnista del diario El Universal. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Creadora y redactora de recetas. Bloguera a tiempo completo … “Le dedico casi todo mi tiempo a divertirme, amar, viajar, comer y beber bien. Aunque parezca una locura, ese es mi trabajo”.

Te puede interesar

La historia de la “Reina Pepiada” narrada por su creador / por Mauricio Vannini

Heriberto Álvares es el creador de las famosas Reinas Pepiadas, aquí la historia escrita por Mauricio Vagnnini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *