Inicio » Así somos » Todo lo que desea saber sobre la AREPA y no sabe a quién preguntarle … o no se atreve
Foto Mary Aveledo @maruaveledo

Todo lo que desea saber sobre la AREPA y no sabe a quién preguntarle … o no se atreve

@maryaveledo

La palabra “arepa” irrumpe con fuerza en la escena gastronómica internacional, se escucha en voz alta en las esquinas, en las conversaciones, en restaurantes y puestos callejeros. Para la mayoría es un vocablo nuevo, causa curiosidad pero la información al respecto es escasa, solo si se dispone de un amigo o conocido venezolano que lo explique.

¿Qué es un a arepa?, ¿existe más de un tipo?

La arepa para un venezolano es su pan, solo que hecho de harina de maíz. La redonda y blanca como la luna llena, se trata de la versión más popular dentro y fuera de Venezuela. Son esponjosas, suaves y su sabor es suave, tanto que algunos aseguran que saben a lo que les pongan.

Existen variedades menos difundidas dentro de Venezuela, como las de maíz amarillo, grises cuando el maíz de pasa primero por agua y cal llamadas “peladas”, fritas con un hoyo en el medio, las de trigo andinas, dulces mezclas con queso rallado, chancaca, anís y harina de trigo que al freírse de inflan como globos. También las hay  de colores cuando la masa se mezcla con vegetales y versiones más “culposas”, al fusionar la masa con piel de chancho crujiente y molida, conocidas como “arepas de chicharrón”.

¿Con qué y cómo se prepara?

Actualmente, se elaboran con harina de maíz precocida. La etiqueta más difundida y popular es Harina Pan, pero con la diáspora venezolana hay muchas otras marcas en el mercado. Incluso en España algunas cadenas de supermercados las incluyen  en sus portafolios de marcas propias.

Este tipo de harina solo requiere agua a temperatura ambiente y sal, el maíz se hidrata y se convierte en una masa suave y manejable, que se puede preparar en una plancha (que los venezolanos señalan como budare) que según el caso se hornean después, fritas y hasta en un aparato llamado “tosty arepa”, versión de una sanduchera donde se cocina en minutos. Pero en líneas generales, la preparación es muy sencilla, lo más difícil es lograr que queden redondas, pero todo es cuestión de práctica y a fin de cuentas no altera el sabor.

¿En qué momento se comen?

En cualquier momento del día. Desde el desayuno pasando por todas las comidas, incluso en Venezuela era habitual comerlas para cerrar una noche de rumba, es decir, en la madrugada.

¿Principal o guarnición?

Ambos roles le calzan la perfección. Como principal se rellenan con una diversidad casi infinita de preparaciones, porque admite todo tipo de carnes, quesos, embutidos, vegetales, huevos, frijoles hasta un tipo de pasta de “jamón endiablado” o diablitos.  El relleno puede ser frío o caliente, según el caso, que usualmente se combinan, por ejemplo, frijoles negros con palta, pollo con queso.

Pero las arepas son magníficas acompañantes para revoltillos o tortillas de huevo, con carnes guisadas con mucha salsa y sopas, en este caso, algunos venezolanos las pican en pequeños trozos y las mezclan con el caldo.

¿Las arepas tienen dimensiones específicas?

No. Las más difundidas tienen un diámetro entre 11 y 13 centímetros aproximadamente, pero eso depende de quién las haga, lo importante es poder abrirlas y rellenarlas. También se hacen pequeñas para fiestas como pasabocas o muy grandes que se dividen en partes, como las famosas “ruedas de camión” que se parten en cuatro partes.

¿Frías o calientes?

Preferiblemente calientes, la masa es más sabrosa y suave. Es cuestión de gustos.

¿Cuáles son los rellenos más comunes?

Por una parte, con queso amarillo o blancos frescos, que en Venezuela la variedad es muy amplia. Sin embargo, los quesos frescos de cabra, oveja también le van bien.

Otros rellenos son con guisos de frijoles, carnes rojas, pollo, pescados y mariscos. También con carne de cerdo, revoltillos, jamón, chorizos, morcillas, salchichones, vegetales y pare de contar.

En Venezuela algunos rellenos son famosos, por ejemplo las llamadas “reinas pepiadas” que consisten en una mezcla fría de pollo, mayonesa y palta; las pelúas que se hacen con el corte de carne malaya guisada, las catiras (rubias) que llevan una porción de guiso de pollo y queso amarillo rallado, las dominó con frijoles negros refritos y queso blanco.

¿Cómo se comen?

Con las manos, como si fuese un sanduche. Solo se usa el cuchillo para cortarlas antes de rellenarlas o en los casos que se quieran dividir y compartir.

Acerca de ... Vanessa Rolfini Arteaga

Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, colaboradora de revistas Bienmesabe y Semana Cocina (Colombia), y columnista del diario El Universal. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Creadora y redactora de recetas. Bloguera a tiempo completo ... "Le dedico casi todo mi tiempo a divertirme, amar, viajar, comer y beber bien. Aunque parezca una locura, ese es mi trabajo".

Te puede interesar

¿Es lógico cobrar por una reserva que no se honró? / por Alejandro Maglione

Cada día son más los lugares que piden la tarjeta de crédito al reservar para cobrarle si no asiste. ¿Qué opina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *