Inicio » Así somos » Pomar ya tiene su Frizzante Rosado / por Luis Villapol

Pomar ya tiene su Frizzante Rosado / por Luis Villapol

Desde hace unos años los vinos frizzantes se hacen sentir cada vez más, sobre todo en verano, o en países de clima cálido como el nuestro. Algunos dicen que son una moda; sin embargo, pienso más bien que se imponen por ser refrescantes y chispeantemente agradables, de allí que los enólogos hayan visto el apreciable potencial de esta bebida de baja graduación alcohólica.

Pomar, la principal bodega vitivinícola del país, nos sorprendió recientemente, durante un exquisito brunch dominical, con su nuevo producto, que bautizó como Frizzante Rosado. Y no solamente esto, también aprovechó la oportunidad para dar a conocer la renovada botella del Frizzante Blanco.

A este último ya lo conocíamos. Está elaborado con uvas macabeu y moscatel, con  aroma de flores, frutas cítricas y tropicales. Las del rosado son uvas moscatel, malvoisie y syrah, con aromas intensos de frutas rojas y leves notas florales, con un adecuado balance entre el dulzor y la acidez y un regusto final agradable y persistente en el paladar. Va muy bien como aperitivo, con platos de sabores suaves, ensaladas frutales y postres ligeros.

Estos vinos jóvenes contienen anhídrido carbónico, responsable de esa sensación de cosquilleo en la lengua que se tiene al beberlo. Ambos son semi espumosos, abocados, suaves, con burbujas muy finas. Eso sí, deben tomarse bien fríos. Ocho grados es la temperatura ideal para hacerlo.

El enólogo José Gregorio Cortez, nos comentaba que la idea de Pomar con el frizzante nació precisamente por nuestro clima tropical, que le va como anillo al dedo para ocasiones especiales de día y no muy formales. “Queríamos ofrecer un vino que sirviera de aperitivo, para momentos de copeo. ¿Qué hace calor? Chévere, entonces necesito refrescarme, pasarla bien y socializar (…) requeríamos algo divertido, desenfadado, de relax, que se dejara tomar solo”.

También nos adelantó que anualmente van a producir 5 mil cajas de los frizzantes -mitad rosado y mitad blanco- pues en los viñedos, ubicados en Carora, estado Lara, se dan dos cosechas, una entre febrero y marzo, y la otra durante este mes de agosto y septiembre. “Lo importante es producir vinos primor; es decir, lo hago, lo fermento, lo filtro y te lo vendo lo más fresco posible”, destacó. Por los momentos, ya están disponibles en Caracas, luego se distribuirán al resto de país. Para más información www.bodegaspomar.com.ve y en las redes @clubpomar.

Acerca de ... Luis Villapol

Luis Villapol
Periodista, foodie, glotón confeso, gordito corporal y mental, crítico musical, amante de las artes, los viajes y la buena vida.

Te puede interesar

“50 Best Explores” llega a Perú

La prestigiosa marca The World’s 50 Best Restaurants ha elegido Perú para realizar su expedición 50 Best Explores, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *