Inicio » Etiquetas (page 6)

Etiquetas

Bombas de todos los tormentos

Brillantes, regordetas, grasosas, sabrosas y adictivas. Las bombas engrosan la lista de los placeres inconfesables para muchos e irrenunciables para otros. Llegaron de la mano de alemanes y portugueses, ahora son tan autóctonas que hasta le cambiamos el nombre. Las bombas son como los personajes regordetes, brillantes y divertidos de una obra de teatro:  imposible dejar de mirarlas. Se destacan ...

Continúa leyendo ...

Subestimado arroz con pollo

¿A quién se le puede ocurrir que el arroz con pollo sea un plato venezolano? Sin embargo, ignorando olímpicamente la clase socio-económica, está presente en la mesa durante todo el año porque lo integran dos gigantes de la dieta criolla. Contados los hogares venezolanos dónde no se prepare este platillo, porque une dos infaltables de la alimentación criolla: el pollo ...

Continúa leyendo ...

Bendito mondongo

Sinfonía de vísceras y vitualla expresándose en armonía perfecta y seductora, en una sustanciosa sopa. El mondongo es sinónimo de paradoja culinaria, al transformar “el desecho” en exquisitez. “El mondongo dispone de aureola social sólida; por eso es una de las manifestaciones más auténticas del democratismo vernáculo. (…) Frente a una excitante sopera de mondongo los hombres de Venezuela se ...

Continúa leyendo ...

Bocadillos de guayaba: granjería de acento andino

Pulpa de fruta y azúcar casi en la misma proporción, se confabulan en una alquimia mágica hasta convertirse en rectángulos dulces y adictivos. Reyes de meriendas, compañeros de excepción del café, el toque dulce que resume el postre a un par de mordiscos o simplemente el antojo en cualquier momento del día. Para los venezolanos la palabra bocadillo no es ...

Continúa leyendo ...

El Golfeado: golosina de queso y papelón

Masa suave y gomosa presentada con forma de caracol, saturada de papelón con dos tipos de queso y anís, se muestra como una de las piezas de bollería criolla mejor logradas. Las pistas sobre recetas precedentes son abundantes, pero como sucede con nuestro argot culinario, borramos los antecedentes hasta convertirlas en propias. Sin lugar a dudas, el golfeado es más ...

Continúa leyendo ...