Saludo y despedida a un quesero excepcional

josé maría padial

¡Adiós José María! Lo recordaré con imágenes en mi cabeza, conversaciones divertidas e inteligentes, mucho afecto y admiración en el corazón, además que mi paladar extrañará esos maravillosos quesos de cabra.

Conocí a José María Padial y a su esposa Eva Guerón en una de esas ferias de productos artesanales, donde hacían degustar sus quesos como si fuese un bocado cualquiera, que resultaba excepcional al primer contacto. Quesos que han  llegado a ser servidos desde las mesas de los amigos, amantes de la buena mesa, pasando por restaurantes de mantel largo, hasta en la residencia del embajador de Francia en Venzuela quien se deshacía en halagos. No recuerdo hace cuánto se produjo el primer encuentro, pero desde entonces lo entrevisté no menos de cuatro veces. En la primera ocasión me cautivó la motivación que los llevó – a él y sus esposa- a hacer los quesos: un nieto con intolerancia a la lactosa. Luego las pruebas y la busqueda incesante de la calidad hasta dar con el producto justo.

A José María se le recordará por sus quesos de factura internacional, esos que le dieron tanta guerra para producirlos, pero tantas satisfacciones al ser alabados por conocedores y novatos. Los frescos cremosos, suaves y con ese gusto específico, y toda su línea de madurados formada por tepuyes, troncos con cenizas, estrellas y lingotes, de aroma penetrante y textura cremosa … como bien dijo alguna vez «el olor fuerte es señal de buena salud». Contagiaba pasión y ternura al referirse a su oficio, al punto que decía que el rebaño de cabras era parte de su familia.

Mucha luz a Eva, su compañera de vida y de quesos, al igual que al resto de sus familia. Gracias a Dios el legado queda ahí y seguramente continuaremos disfrutando «los quesos de Turgüa» o «los quesos de José María».

Este texto de Historia de Sobre Mesa fue sobre una cata de sus quesos en el Restaurant DOC:   https://historiasdesobremesa.wordpress.com/2013/02/23/el-fuerte-olor-de-los-quesos-madurados-es-senal-de-buena-salud/

Vanessa Rolfini Arteaga
Vanessa Rolfini Arteaga
Comunicadora social y cocinera venezolana dedicada al periodismo gastronómico. Egresada de la UCAB con estudios de especialización en la Universidad Complutense, de crítica gastronómica en The Foodie Studies y entrenamiento sensorial en la Escuela de Catadores de Madrid. Actualmente, redactora en Sommelier y columnista del diario Correo de Perú. Conductora de rutas gastronómicas y editora de guías. Experta catadora de chocolates.
Artículo anterior
Artículo siguiente
spot_img

Recientes

Artículos relacionados